Ulceras y Retardos Cicatrización

En los casos de retardos de cicatrización, sea de la etiología (causa) que sea el tratamiento será tópico (local).

Se necesita crear un sistema cerrado que se logra mediante una bolsa de teflón, una campana o un cilindro de vacio.

La duración de cada sesión es de 20-30 minutos y el número de sesiones necesario hasta la total cicatrización de la lesión estará en función del tamaño y tipo de lesión. La frecuencia con que son practicadas las sesiones oscila entre 1 o 2 a la semana.

Esta forma de tratamiento es muy bien tolerada por los pacientes. La aplicación tópica de ozono no es en absoluto dolorosa. El ozono además, realiza un desbridamiento químico natural sobre los tejidos esfacelados, no siendo necesario por tanto la realización de curas agresivas para mantenerla libre de tejidos en mal estado.

Desde la primera sesión pueden observarse los beneficios del tratamiento. Se realiza adicionalmente control fotográfico de la lesión y medición mediante plantilla para poder evaluar de forma totalmente objetiva la evolución y la disminución del tamaño de las lesiones.

Después del tratamiento con ozono local se realiza una cura según el tipo de lesión que presente el paciente.

En aquellos casos en los que el aporte de oxígeno esté disminuido se podrá combinar con la autohemoterapia para obtener un beneficio de forma más rápida.

Lesiones Post-traumáticas: Heridas producidas tras caídas, accidentes etc.

Heridas Post-cirugía: Suturas después de cirugías que por diferentes motivos no están cicatrizando bien

Úlceras por transtornos circulatorios:

  • Úlceras venosas: La parte anterior del tobillo y la parte baja de la pierna, son las localizaciones habituales de las úlceras varicosas.Suelen ser lesiones, poco profundas y si no están infectadas no producen dolor muy intenso, al contrario de las úlceras tromboflebíticas que suelen ser profundas y siempre muy dolorosas.
  • Úlceras arteriales y diabéticas: La arteriosclerosis puede llegar a ocluir totalmente una arteria terminal lo cual tiene como consecuencia la aparición de una úlcera que suele localizarse en los dedos de los pies. Las úlceras localizadas en las piernas a veces son consecuencia de un pequeño traumatismo local (p.e. rasguño en la pierna.) Estas lesiones pueden ser muy dolorosas.

Úlceras de decúbito: Suelen aparecer en pacientes largamente encamados. Las úlceras aparecen por presión en una determinada zona, agravado a veces por factores como la incontinencia urinaria o la dificultad de cambiar al paciente de posición. Estas úlceras suelen presentarse en los talones de los pies y a nivel sacro (nalgas.)

Pie Diabético: El pie del diabético es especialmente propenso a desarrollar las complicaciones diabéticas en forma de enfermedad vascular y neuropatía. Los transtornos pueden oscilar desde transtornos de las uñas y formación de callos hasta ulceraciones, infecciones de las mismas y gangrena con el consiguiente peligro de amputación.

NUESTROS ESPECIALISTAS

Dra. Gloria Rovira Dupláa

Jefe de la Unidad de Ozonoterapia desde 1987

Formación Académica:

  • Internado Rotatorio en el Beth Israel Medical Center de Newark (EEUU).
  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona.
  • Doctorada en Medicina por la Medizinische Hochschule Hannover (Alemania).

Dr. Robert J. Dreier

Especialista en Ozonoterapia

Formación Académica:

  • Graduado superior en Dietética y Nutrición
  • Graduado en Medicina por la Universtidad Internacional de Cataluña
  • Especialitzación en Ozonoterapia en Institut Català d’Ozonoteràpia.