Vulvovaginitis de repetición2019-07-04T11:13:13+02:00

Vulvovaginitis de repetición

La ozonoterapia intravaginal es la forma de administración en los casos de vulvovaginitis de repetición refractaria al tratamiento médico habitual.

La vía de administración es la intravaginal. Con la ayuda de un catéter procedemos a la insuflación del gas, que por sus propiedades antisépticas consigue la erradicación del germen y por tanto la curación de la vulvovaginitis crónica. El tratamiento es totalmente indoloro, no precisando ninguna preparación previa al mismo. La duración de una sesión es de aproximadamente 10 o 15 minutos. El número de sesiones y la frecuencia se establece de forma específica para cada paciente (número medio de sesiones: 5).

El tratamiento se realiza de forma ambulatoria, no precisa anestesia ni preparación previa y carece de efectos secundarios.

Son infecciones en el aparato genital femenino que no se curan con los tratamientos farmacológicos habituales e interfieren con el bienestar tanto físico como mental de la mujer que los padece.

La candidiasis (normalmente infección por Cándida albicans y a veces también Cándida sp) es la causa más frecuente de vulvovaginitis en Europa. Un 75 % de mujeres en edad fértil presentan al menos un episodio en el transcurso de su vida.

Los síntomas más frecuentes de las vulvovaginitis por cándidas son prurito o picor, dolor durante la micción y el coito y aumento del flujo vaginal con cambios en la consistencia del mismo. La vulva puede estar enrojecida e inflamada. Estos síntomas suelen intensificarse en la semana previa a la menstruación y disminuir con el inicio del sangrado.

La efectividad de la ozonoterapia intravaginal se debe al poder germicida (bactericida, viricida y fungicida) del ozono. El hecho de ser un gas le confiere la facilidad de difundir en todos los repliegues de la mucosa vaginal consiguiendo de este modo la total erradicación de cualquier germen que pudiera quedar en ella acantonado.

El tratamiento se realiza de forma ambulatoria. El número de sesiones y la frecuencia se establece de forma específica para cada paciente. Se realiza un cultivo de control tanto al inicio como al final del tratamiento. El número medio de sesiones suele ser de 5 pero hay mujeres que pueden precisar más. El embarazo es una contraindicación al tratamiento.

Un porcentaje importante de pacientes (alrededor de un 65 %) responde bien al tratamiento negativizando los cultivos y remitiendo de forma definitiva la sensación de disconfort o prurito que presentan al inicio del tratamiento. Algunas pacientes negativizaron los cultivos y quedaron sin síntomas por un período inferior a 1 año, precisando un nuevo ciclo de ozonoterapia intravaginal.

Hay otras formas de vulvovaginitis de repetición que pueden ser tratadas con ozonoterapia intravaginal. Se trata de las vaginosis bacterianas causadas por un desequilibrio de la flora vaginal entre las que cabe destacar las infecciones por Gardnerella vaginalis (aumento del flujo gris blanquecino con un olor característico parecido al del pescado) y las vaginitis por Streptococcus agalactiae.

En resumen, el tratamiento intravaginal con ozono puede ser de gran ayuda en la terapia por vulvovaginitis de repetición que no responde a los tratamientos habituales. El tratamiento carece de efectos secundarios.

   PATOLOGÍAS

CONTACTO

PEDIR CITA

LOCALIZACIÓN

Hospital Quirón Salud Barcelona
Pl. Alfonso Comin 5, 08023 Barcelona

Centro Médico Salud Barcelona
c/ Mare de Deu de la Salut 78

NUESTRA ESPECIALISTA

Dra. Gloria Rovira Dupláa

Jefe de la Unidad de Ozonoterapia desde 1987

Formación Académica:

  • Internado Rotatorio en el Beth Israel Medical Center de Newark (EEUU).
  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona.
  • Doctorada en Medicina por la Medizinische Hochschule Hannover (Alemania).

ARTÍCULOS